Uno de los problemas que tienen los dueños de animales es detectar las enfermedades de sus mascotas. Para ello deben estar muy atentos a señales externas. En nuestro centro veterinario de Leganés intentamos ayudar en este sentido a las personas que tienen alguna mascota. Y por eso en esta nueva entrada queremos centrarnos en un problema muy importante para los perros, la pérdida de la visión.

Si un perro empieza a tener algún problema de visión es frecuente que se inflamen los párpados. Además, en este caso, el perro se rascará con las patas o se frotará contra alguna superficie.

También es habitual la suciedad en los bordes de los párpados o alrededor de los ojos, lo que indica que se están produciendo secreciones que no son normales.

El lagrimeo excesivo, si se enturbia la superficie o el interior del ojo, son también signos de ese problema.

En la vida diaria es relativamente sencillo notar estos problemas por el comportamiento. Por ejemplo, al lanzar una bola (de un material que no haga ruido) podemos ver si la encuentra rápidamente, si gira la cabeza, etc. También si vemos que se choca con algunos obstáculos en casa.

En caso de que hayas detectado alguno de estos síntomas en tu mascota te aconsejamos que hables con nuestros profesionales. En nuestro centro veterinario de Leganés podemos hacer las pruebas necesarias a tu mascota para descubrir cuál es el problema real que tiene.

El equipo de la Clínica Veterinaria Leganés Norte está a tu servicio para ayudarte ante cualquier enfermedad que tenga tu mascota.