Uno de los problemas más habituales que tenemos que tratar en la clínica veterinaria en Leganés es la ingesta de objetos extraños por parte de las mascotas, especialmente en perros y menos frecuente en gatos, que pueden provocar diferentes síntomas dependiendo del objeto que se hayan tragado.

Lo más habitual es que en la Clínica Veterinaria Leganés Norte acabemos diagnosticando algún tipo de trastorno gastrointestinal, debido a que el animal presenta síntomas como vómitos, pérdida del apetito y letargo. Y en cuanto al tratamiento, a veces es suficiente con un soporte de medicamentos, ya que el animal acaba expulsando por sí solo el objeto por las heces, de manera natural.

Estamos hablando de objetos que van desde pelotas de plástico a juguetes de goma, pasando por huesos, corchos, tapones de botellas, hilos, piedras o incluso cables. Pero dependiendo del objeto y de dónde se encuentre en el tubo digestivo, podría ser necesario extraer el objeto mediante cirugía o con un endoscopio para evitar la obstrucción o la perforación del tubo digestivo, un problema mucho más grave, que en algunos casos podría provocar a su vez un estado de shock y la muerte del animal. De hecho, en los casos en que el objeto obstruye totalmente el intestino, nos hallaremos en una situación de urgencia, en la que hay que actuar de inmediato.

Así las cosas, la prevención para evitar estos problemas es la mejor de las soluciones que podemos recomendar desde la clínica veterinaria en Leganés, teniendo especial cuidado cuando son cachorros, ya que jugando pueden morder o masticar cualquier objeto.