Si no queremos llevar a nuestro perro a un centro veterinario en Leganés (Madrid) tenemos que ser muy cuidadosos con nuestras mascotas durante el verano. Uno de los problemas más habituales que suelen tener son los golpes de calor. Para evitarlo hay que tener a los perros frescos e hidratados. Es fundamental que cuando salgamos con ellos a correr o pasear tengamos agua preparada para ofrecérsela cuando les veamos sedientos, llevando una botellita y un pequeño cuenco para que puedan hacerlo.

Otra directiva fundamental que nos trasladan desde la prestigiosa Clínica Veterinaria Leganés Norte es que nunca, bajo ningún concepto, dejemos a nuestro perro dentro del coche. Las temperaturas veraniegas de la ciudad son muy elevadas y la rapidez en la que gana temperatura el vehículo hace que sea muy posible que el animal sufra el golpe de calor o, en los casos más extremos, incluso muera.

También nos alertan desde este centro veterinario en Leganés de aquellos que deciden cortarle el pelo durante el verano. El pelo de los perros los protege del sol y del frío. Por ello, las mejores épocas para acudir a peluquerías caninas como la de dicho centro son la primavera y el otoño. Tampoco podemos olvidar que la crema solar no es apta para estos animales y puede peligrar la vida. Si queremos poner un protector solar a nuestro perro debemos pedir consejo al veterinario que nos dirá que opciones hay para los cánidos pero nunca usar una crema solar para humanos si queremos que estén bien.