Continuando con el hilo de nuestro anterior post, hoy nos gustaría seguir contándote qué alimentos no debe ingerir tu perro si no quieres tener que acudir con él a nuestra clínica veterinaria en Leganés. En muchas ocasiones, el desconocimiento en esta materia tiene fatales consecuencias para tu mascota, que puede sufrir graves problemas de salud.

Además del chocolate, la lactosa y la cebolla, ten especial cuidado si en los platos de la comida hay restos de ajo y tu perro está merondeando en torno a ellos. El ajo es uno de los alimentos más tóxicos para los canes. Puede causarle anemia e insuficiencia renal por la pérdida de hemoglobina.

Lo mismo podemos decir de las uvas, tanto naturales como pasas. Bastaría una cantidad muy pequeña para que esta fruta provocara una insuficiencia renal en un perro. Ten cuidado si sospechas que tu perro ha podido ingerir alguna y presta atención si presenta síntomas como vómitos, diarrea, mareos... Hay casos en los que la ingesta de este alimento ha llegado a causar la muerte.

Los especialistas de nuestra clínica veterinaria en Leganés saben que los frutos secos en general no resultan muy aconsejables para estas mascotas, pero el caso de las nueces es el más representativo de todos. Las nueces resultan venenosas para los perros y una pequeña cantidad les pueden causar vómitos, dolores musculares, problemas en las articulaciones, hipotermias, mareos y fiebre muy alta.

En ocasiones resulta difícil poder controlar todo lo que nuestro perro se lleva a la boca pero es recomendable estar atentos, especialmente si notamos comportamientos extraños en ellos. En la Clínica Veterinaria Leganés Norte siempre recomendamos acudir a un centro especializado ante los primeros síntomas: es la mejor forma de atajar a tiempo muchos problemas de salud.